Menú Cerrar

Enlaces tóxicos | Qué son y cómo evitarlos10 min. de lectura

¿Qué son los enlaces tóxicos?

Llamamos enlaces tóxicos a todos aquellos enlaces provenientes de webs que Google considera poco seguras, con una baja autoridad de dominio o de un sector que no tiene nada que ver con la web enlazada.

¿Por qué son “tóxicos” estos enlaces?

Se llaman tóxicos porque pueden perjudicar de cara al posicionamiento SEO.

Si Google detecta una gran cantidad de estos enlaces puede pensar que los has comprado como parte de una estrategia de linkbuilding (práctica no autorizada por Google), para mejorar la autoridad de la web.

En caso de que esto ocurra puedes recibir una penalización, lo que hará que deseaparzcas de los resultados de Google total o parcialmente.

¿Todos los enlaces de dominios de baja autoridad son tóxicos?

La respuesta es NO. Es posible que una web tenga una baja autoridad y sea un enlace relevante.

Hay que tener en cuenta que todos los dominios empiezan con muy baja autoridad y eso no implica que no puedan crear enlaces de calidad.

Lo realmente importante es que el contenido de la página desde conde nos enlace hable de la temática, que sea un enlace lógico y útil para el usuario.

¿Por qué puedo recibir enlaces tóxicos?

Aunque tú no hayas hecho nada para conseguirlos es posible que descubras que hay algunos enlaces tóxicos a tu web.

¿Por qué te están enlazando? ¿Qué ganan ellos poniendo ese enlace?

Enlaces tóxicos de directorios

Los directorios o listados de enlaces son webs que se dedican a clasificar otras webs por temáticas. Lo único que hacen es nombrarlas e insertar un enlace a ellas.

Algunos piensan que son buenas webs donde conseguir enlaces fáciles a un bajo coste, pero realmente no ayudan a aumentar la autoridad del dominio.

Al no ser una web de una temática relacionada no mejora tu autoridad en el sector.

Además, como sabemos que la autoridad de una página se reparte entre los enlaces salientes podemos darnos cuenta de que la autoridad que recibimos es mínima.

Enlaces tóxicos como estrategia de SEO negativo

Es probable que estés siendo víctima de un ataque de SEO negativo.

Algunas empresas se dedican a comprar enlaces en directorios o granjas de enlaces. Se aprovechan de que saben que Google penaliza la compra de enlaces para provocar ésto en webs de la competencia y así hacerles perder visibilidad.

Ejemplo de granja de enlaces

Este es un ejemplo de una granja de enlaces que me he encontrado en más de una ocasión en webs de clientes de sectores muy diversos.

A priori podríamos pensar que se trata de una web sobre tatuajes, pero estaba enlazando a una web de un hospital, un club de golf y unas bodegas.

Ejemplo de web granja de enlaces tóxicos

¿Cómo detectar los enlaces tóxicos de una web?

Para detectar los enlaces tóxicos debemos extraer el listado de todos los dominios que enlazan a una web y posteriormente saber identificar un buen enlace de uno tóxico.

Extraer listado de enlaces entrantes desde Google Search Console

Google nos facilita esta herramienta gratuita para tener toda la información sobre los enlaces que recibe nuestro dominio.

Al ser la herramienta de Google es la más fiable encuanto a enlaces, ya que sabemos que se trata de la misma base de datos que Google va a tener en cuenta para el posicionamiento SEO.

Iremos a Google Search Console https://search.google.com/search-console y buscaremos el apartado “enlaces” en la barra del lateral izquierdo.

Si una web es muy conocida y tiene mucho recorrido es probable que cuente con muchos enlaces entrantes o “backlinks”, por lo que la tarea puede ser muy extensa. En este caso se puede recurrir a herramientas como Semrush.

Herramienta de enlaces tóxicos de Semrush

Semrush nos proporciona una herramienta para detectar y eliminar o “desautorizar” enlaces tóxicos de forma muy organizada.

Para ello debemos dar de alta un nuevo proyecto en Semrush y configurar el “backlink monitoring”. Es recomendable vincular Google Search Console y Semrush para obtener datos más precisos.

Cuando termine de rastrear todos los enlaces obtendremos este gráfico con los dominios tóxicos detectados.

Semrush clasifica como “enlaces tóxicos” aquellos dominios que cumplan con algunos de los siguientes criterios:

Con la herramienta de Semrush podemos crear distintas listas en función de lo que queramos hacer. Lo más “ético” y recomendable es seguir la primera opción, la de contactar con el dominio que nos enlaza y pedirle amablemente que nos quite ese enlace, pero normalmente no nos van a hacer caso.

La segunda opción es la de añadir los dominios a una lista de desautorización de enlaces tóxicos. Esta es la opción que se suele utilizar y voy a explicar en profundidad.

La tercera opción es la lista blanca. Es probable que Semrush se equicoque escogiendo enlaces tóxicos y esta lista permite ignorarlos.

Cuando entremos a analizar cada uno de los enlaces detectados como tóxicos nos saldrá la siguiente información:

Los dominios aparecen ordenados de mayor puntuación de toxicidad a menor. Debemos revisar todas las webs, una por una para decidir si realmente son enlaces tóxicos o no.

El factor subjetivo es muy importante, no podemos dejar que la decisión la tome una máquina, porque podríamos estar desperdiciando un enlace relevante.

Una vez hemos seleccionado las URL que queremos enviar a desautorizar, seleccionamos la opción 🚫 y enviamos a desautorizar el dominio, así nos aseguramos de que no nos vuelven a hacer spam desde ninguna de sus URLs.

Una vez realizado este paso vamos a la pestaña “a desautorizar” y hacemos click en “exportar a TXT”. Nos generará el archivo que debemos descargar para subir a Google Search Console.

Cuando tengamos el archivo descargado debemos seguir el siguiente enlace a Google Search Console. Es la herramienta que nos facilita Google para deshacernos de los enlaces que no queremos tener a nuestra web.

¿Cómo desautorizar los enlaces tóxicos?

Herramienta de desautorización de enlaces de Google: https://www.google.com/webmasters/tools/disavow-links-main

Elegimos el dominio de Search Console y hacemos click en “desautorización de enlaces”. Elegimos el archivo y le damos click en “enviar”.

Una vez realizado este proceso ya tenemos desautorizados los enlaces que hayamos subido. Sin embargo, nos advierten de que es posible que tarde hasta 6 semanas en recibir la petición de desautorización de enlaces tóxicos.

Si hemos utilizado Semrush para ayudarnos a desautorizar enlaces tóxicos, el último paso sería regresar a Semrush y aceptar la siguiente casilla:

Como nos dice en el mensaje, es necesario confirmar que hemos subido el archivo de desautorización para que Semrush vuelva a calcular el índice de toxicidad.

Conclusiones sobre los enlaces tóxicos

Los enlaces tóxicos nos pueden afectar muy negativamente a nuestro proyecto, sobre todo si somos objeto de un ataque de SEO negativo.

Los expertos SEO dicen que no importa cuánta carga de trabajo tengan, siempre sacan tiempo para la desautorización de enlaces al menos una vez cada 10 días.

¿Sabes quién te enlaza? Tal vez deberías empezar a preguntártelo. ¡Revisa todos los enlaces entrantes y deshazte de los que no quieres tener!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *